Terapia de Pareja

Inicio » Terapia de Pareja

terapia de pareja

Normalmente en el comienzo de la relación y cuando la pareja pasa por rachas armoniosas no se es consciente de las diferencias que existen entre los miembros, se tiende a idealizar a la persona amada y se es más flexible cuando la otra parte comete un error o desagravio. Sin embargo la convivencia, la rutina y el paso del tiempo hacen que la vida en pareja no sea de color de rosa, que haya altibajos en nuestra satisfacción con la relación. Todo esto entra dentro de lo normal, la pareja perfecta no existe.

En España todavía en comparación con otros países en cuanto a la costumbre de acudir a un Psicólogo para que nos ayude a solucionar nuestros problemas de pareja es menos frecuente. Aunque esto va cambiando cada vez más y la figura del Psicólogo especialista en terapia de pareja o del Sexólogo ya no nos resultan tan ajenos, todavía queda mucho camino por andar. En España hay excelentes profesionales que han aprendido y puesto en práctica las técnicas más efectivas, avaladas por años de investigación científica, para abordar los problemas en el ámbito de la pareja con resultados muy favorables.

¿Qué hace a una pareja dar el paso para pedir ayuda?

Normalmente una pareja o un miembro de la pareja decide pedir ayuda cuando sienten que “el vaso se ha colmado” y ya no están dispuestos a aguantar más o cuando ha habido algún episodio de gran conflictividad.

¿Cómo se ha llegado aquí?

En la base de todos los conflictos de pareja hay un problema de comunicación: ausencia, malos modos, interpretaciones erróneas, etc. También existe en la mayoría de los casos una tendencia a prestar atención a los “defectos” del otro olvidando sus virtudes o las razones por las que nos enamoró. En cualquier caso habría que realizar una evaluación en profundidad de las causas del deterioro en la relación algunas de las cuales pueden ser: infidelidad, celos, historia de aprendizaje y estilos de vida opuestos, escaso tiempo de ocio compartido, diferencias en cuanto a criterios educativos con los hijos, discrepancias en las relaciones sexuales, etc.

¿Quién solicita la ayuda?

Puede ser la pareja de común acuerdo o solo un miembro de la pareja el que quiera dar el paso.

En el primer caso el Psicólogo podrá empezar a intervenir desde la primera entrevista, se presupone que ambos van a tener una actitud positiva ante la terapia aunque esto no tiene por que ser así: la pareja acude obligada porque no cree que tengan un problema o piensa que lo tienen que resolver entre ellos o cree que el problema lo tiene la otra persona o acude por miedo a la amenaza de separación, etc.

En el segundo caso el objetivo prioritario sería que acudiera el miembro de la pareja reticente porque es difícil cambiar la dinámica de la pareja interviniendo sólo en un miembro de la díada. Una vez conseguido empezar con las sesiones.

¿En qué consiste la Terapia de Pareja?

La Terapia de Pareja se desarrolla mediante una serie de sesiones (reuniones) en las que el psicólogo va a realizar una intervención en la pareja, a nivel psicológico y comportamental. El Psicólogo va a facilitar y enseñar las herramientas adecuadas para que la pareja sea parte activa en la resolución de su problema. Primero se realizará una evaluación y posteriormente una intervención acorde a los resultados obtenidos. Las sesiones serán conjuntas aunque se podrá realizar alguna individual si se estima oportuno. Cabe destacar que el primer objetivo va a ser crear un ambiente de colaboración y respeto en el que ambos se encuentren a gusto para poder trabajar los diferentes aspectos que se van a ir tocando.

Habrá una entrevista inicial en la que se abordarán los siguientes aspectos:

  • Datos sobre la composición familiar.
  • Aclaración del papel del Psicólogo en la primera entrevista y en la intervención posterior, si finalmente deciden continuar. El Psicólogo tendrá un papel neutral cuyo objetivo será facilitar la mejora del clima de la pareja y conseguir que ambas partes lleguen a acuerdos que satisfagan a ambos. Además de enseñar estrategias, herramientas y técnicas que mejoran la relación de pareja.
  • Normas de comunicación: no se permitirán faltas de respeto, gritos, interrupciones, etc.
  • Motivo de consulta: explicación de cada miembro de la pareja de los problemas que tienen en la actualidad.
  • Se hará un recorrido por la historia de relación, los primeros desencuentros, estrategias adoptadas hasta ahora para solucionar sus problemas, existencia de episodios de violencia o no, historia evolutiva, motivo que les llevó a casarse o iniciar la convivencia, satisfacción de cada miembro de la pareja con las relaciones sexuales, existencia de tratamientos previos. También se preguntará si alguno ha tenido o tiene un problema psicológico.
  • Ofrecer una primera impresión y preguntarles si quieren seguir con una evaluación más en profundidad. Si es así aclarar las dudas que tengan acerca del procedimiento.

Una vez realizada la evaluación mediante diversos tests, cuestionarios, autorregistros y observación habrá una entrevista de devolución de resultados. Se les plateará un plan de intervención para conseguir una serie de objetivos. Tras la intervención se evaluarán los resultados obtenidos. Se realizarán seguimientos al mes, a los seis meses y al año.

¿Cuándo no es conveniente la Terapia de Pareja?

Cuando haya habido episodios de violencia física y haya riesgo para la integridad física de uno de los miembros.

Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información.