Duelo

Inicio » Duelo

La persona que manifiesta un duelo complicado siente que no puede retomar su vida normal, que el intenso malestar no acaba, que necesita ayuda para volver a ser ella misma otra vez.

Existen 4 tipos de duelo complicado:

– Duelo crónico: cuando tiene una duración excesiva y parece que nunca acaba. Ejemplo: llevar más de 2 años con síntomas de duelo a diario.

– Duelo retrasado: cuando no se elaboró de manera adecuada una pérdida anterior y la nueva pérdida se vive con una intensidad excesiva. Ejemplo: no manifestar emociones negativas ante la pérdida de un padre y bastante tiempo después no parar de llorar durante días ante la pérdida de un amigo.

– Duelo exagerado: cuando se experimenta una intensificación del duelo normal. Ejemplo: padecer una depresión o trastornos de ansiedad debidos a la pérdida.

– Duelo enmascarado: cuando no se experimentan los síntomas del duelo pero aparece enmascarado por síntomas físicos o conductas desadaptativas. Ejemplo: padecer síntomas físicos similares a los que tenía el fallecido o presentar una conducta violenta

 

Son muchos los trastornos que tratamos:

Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información.