El perfeccionismo como fuente de infelicidad

Inicio » Blog » Psicología » El perfeccionismo como fuente de infelicidad

cubo rubic

El perfeccionismo como fuente de infelicidad

 

El perfeccionismo exacerbado es el causante directo de bastantes sufrimientos en las personas y está en la base de algunos problemas psicológicos.

Cuando alguien necesita que todo sea perfecto y si no lo consigue se hunde en la miseria, necesita ayuda para modificar estas creencias porque de lo contrario va a estar continuamente sufriendo, todavía más en la situación de crisis que estamos viviendo.

Conforme avanzamos en la vida vamos comprobando que todo cambia, que nada permanece estático e inalterable. Si no fuera por este cambio continuo no hubiéramos evolucionado como especie, ni habríamos sobrevivido a lo largo del tiempo. Cualquier cosa está influida por múltiples factores algunos los podemos controlar y otros no.

Por lo tanto es beneficioso tener la capacidad de adaptarse a los cambios y si no se posee entrenarla.

Pero ¿cómo las personas llegan a ser excesivamente perfeccionistas?. Tenemos que remontarnos a la infancia para observar algunas situaciones que propician que posteriormente el adulto se comporte de esta manera.

Es evidente que los modelos parentales influyen sobremanera en el menor. Un niño nacido en una familia cuyos padres son muy perfeccionistas va a observar este tipo de comportamiento como algo normal y lo va a imitar porque es lo que tiene más cerca. Por otra parte este tipo de padres normalmente muestran pautas educativas bastante rígidas, con un nivel de exigencia muy elevado y demasiado control. La persona perfeccionista se exige en demasía a sí misma pero también a los demás.

Querer hacer las cosas lo mejor posible es adaptativo, la responsabilidad es un valor en alza. Pero cuando nos obsesionamos, cuando nos crea altos niveles de ansiedad y estrés, si tenemos un fallo nos infravaloramos como persona o tenemos pensamientos del tipo “esto es un desastre”, “no valgo para nada”, “no puedo soportarlo”; entonces tenemos un problema.

En la actualidad venimos observando como muchos padres han olvidado que una de sus funciones es ir educando en la autonomía para que en un futuro el niño se valga por el mismo, sea capaz de solucionar problemas y desarrolle su propia vida.

Es una función básica de los padres el evitar el sufrimiento de los hijos, ahora bien, cuando sus necesidades básicas están cubiertas evitarles cualquier frustración es un error enorme de consecuencias incalculables.

Cuando de pequeños no vamos educando la tolerancia a la frustración, el no conseguir siempre lo que se quiere, al llegar a ser adultos nos vamos a encontrar con personas que ante el más mínimo contratiempo se vienen abajo o personas que no son capaces de parar ni un momento para tenerlo todo controlado. No han ido adquiriendo las habilidades de afrontamiento necesarias para abordar cualquier situación compleja. Tienen un miedo exagerado al fracaso ya que lo asocian a sentimientos de inutilidad en vez de asociarlo a oportunidades de aprendizaje.

Nadie nace sabiendo, el aprendizaje es un proceso en el que los errores son parte importante.

 

en Psicología por Vanessa Yamuza Deja un comentario
Vanessa Yamuza
Acerca de la autora: Vanessa Yamuza

Vanessa Yamuza López, Licenciada en Psicología por la Universidad de Granada, Master en Terapia de Conducta, Colegiada nº: AN04834, miembro del grupo de Trabajo de "Psicointrusismo y defensa para la profesión" de la Delegación de Córdoba del Colegio de Psicólogos, Directora de Atenea Psicología y colaboradora del Instituto Dermatológico Globalderm.

Trayectoria profesional: Desde que acabé mi formación reglada he trabajado como Psicóloga desarrollando diferentes proyectos de atención a la familia. También he trabajado como Educadora Social. Al mismo tiempo he realizado acciones formativas: charlas, talleres, escuela de padres, módulos de FPE, etc.

En el año 2012 me hice autónoma y abrí mi propia Consulta de Psicología, Atenea Psicología. En todo este tiempo el objetivo prioritario que ha guiado mi trabajo ha sido la satisfacción de mis pacientes. Mi orientación Cognitivo Conductual proporciona tratamientos eficaces.

A lo largo de mi trayectoria he realizado multitud de cursos del ámbito psicosocial. Pienso que nunca es tarde para aprender, siempre estoy formándome para ofrecer la mayor calidad.

Cuento con Seguro de Responsabilidad Civil. Mi Consulta está reconocida como Centro Sanitario Autorizado con NICA: 42242.

Psicóloga colegiada nº AN04834

No hay comentarios

  1. Carme Saltó

    Estoy de acuerdo con la utilidad del perfeccionismo como motivación que impulsa a la acción, aunque es un error perseguirlo como objetivo. Por definición, la perfección es inalcanzable y planteado como objetivo, conduce a un estado de insatisfacción y frustración que puede dañar la autoestima e instalar al sujeto en una actitud excesivamente hipercrítica consigo y con el entorno.
    Os recomiendo un ensayo sobre este tema en “La obsesión del perfeccionismo” de Wyze.

     
    • ateneapsicologia

      Estoy de acuerdo contigo, la motivación por hacer las cosas bien nos lleva a la acción y a solucionar los problemas cuando se presentan sin embargo el perfeccionismo nos paraliza o nos sobreactiva de manera que ante los problemas no llegamos a ser tan eficientes.

       
      • ateneapsicologia

        Carme, agradecemos tu aportación y tu recomendación, le echaremos un vistazo al ensayo. Un saludo.

         

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información.